EN QUÉ CONSISTE EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA
La certificación de eficiencia energética de un edificio es el documento que resulta del proceso por el que se verifican las condiciones constructivas de una vivienda y sus instalaciones energéticas, para otorgarle una calificación energética en función de su consumo en energía, que conduce a la expedición del certificado de eficiencia energética.
El propietario del edificio completo, vivienda o local destinado a uso independiente o de titularidad jurídica diferente será responsable de encargar la realización de la certificación de eficiencia energética del edificio, o de la parte del mismo, según corresponda, en los casos en que venga obligado por el real decreto 235/2013. También será responsable de conservar la correspondiente documentación.
La eficiencia energética de un edificio se determinará calculando o midiendo el consumo de energía anualmente para satisfacer la demanda energética del edificio en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación, incluyendo, entre otros, la energía consumida en calefacción, la refrigeración, la ventilación, la producción de agua caliente sanitaria y la iluminación, a fin de mantener las condiciones de confort térmico y lumínico y sus necesidades de agua caliente sanitaria y calidad de aire interior.
Una vez emitido, el certificado de eficiencia energética tendrá un periodo de validez de 10 años, tras los cuales habrá que renovarlo para que refleje las posibles obras de mejora que se hayan hecho en el edificio o vivienda. El propietario podrá voluntariamente proceder a su actualización si considera que existen variaciones en el edificio que pudieran modificar el certificado de eficiencia energética.
Este certificado se trata de un documento que describirá lo eficaz que es nuestra vivienda en lo relativo al consumo de energía, con las implicaciones que tiene dicho consumo. Cada vivienda tendrá una etiqueta parecida a las que ya incluyen los electrodomésticos que indica su eficiencia en cuanto al consumo de energía, agua,… Este tipo de etiqueta clasifica cada edificio con un código de color según una escala que va desde la categoría A (la más eficiente) hasta la categoría G (la menos eficiente). Además, el certificado de eficiencia energética incluirá una serie de recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética.
COMPETENCIA PARA LA EMISIÓN DEL CERTIFICADO
El certificado de eficiencia energética será suscrito por técnicos que estén en posesión de la titulación académica y profesional habilitante para la realización de proyectos de edificación o de sus instalaciones térmicas, elegidos libremente por la propiedad del edificio.
NORMATIVA, OBLIGATORIEDAD Y POSIBLES CONSECUENCIAS POR INCUMPLIMIENTO
El Real Decreto 235/2013 , de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, entró en vigor el día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado
nº 89 (13/04/2013), siendo voluntaria su aplicación hasta el 1 de junio de 2013. A partir de esta fecha, la presentación o puesta a disposición de los compradores o arrendatarios del certificado de eficiencia energética de la totalidad o parte de un edificio, según corresponda, será exigible para los contratos de compraventa o arrendamiento que se celebren.
Por tanto, a partir del 1 de junio de 2013 cada edificio o unidad de edificio existente, cuando sean objeto de contrato de compraventa o arrendamiento (en el caso de viviendas, locales comerciales, oficinas,...), deberá tener su calificación energética, ya que será de aplicación el Real Decreto por el que se aprueba el procedimiento básico para la Certificación de la Eficiencia Energética de los Edificios, obligándose a que todos los edificios señalados, dispongan de un certificado de eficiencia energética.
En el artº 18 de la normativa se introduce la nueva figura administrativa de la infracción específica en materia de certificación energética de los edificios, cuyos tipos y sanciones serán desarrollados en una Orden posterior. Además, se mantiene que la no exhibición y/o puesta a disposición de la etiqueta y el certificado se considerará infracción en materia de defensa de los consumidores y usuarios de acuerdo con lo establecido en los apartados k) y n) del Artículo 49.1 del Texto refundido de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007.
El artº 50 del texto refundido de la Ley de Defensa de los consumidores gradúa las infracciones, que podrán calificarse por las Administraciones Públicas competentes como leves, graves o muy graves, atendiendo entre otros a su grado de intencionalidad y reincidencia.
  • Las sanciones que establece el artº 51.1 de dicho texto legal son:
a) Infracciones leves, hasta 3.005,06 euros.
b) Infracciones graves, entre 3.005,07 euros y 15.025,30 euros.
c) Infracciones muy graves, entre 15.025,31 euros y 601.012,10 euros.
En la "Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas. Disposición adicional cuarta. Sanciones en materia de certificación energética de edificios y graduación" se establecen las sanciones de la siguiente forma:
a) Las infracciones leves, con multa de 300 a 600 euros.
b) Las infracciones graves, con multa de 601 a 1.000 euros.
c) Las infracciones muy graves, con multa de 1.001 a 6.000 euros.
El contrato de compraventa o arrendamiento puede ser declarado nulo por no haber informado correctamente al comprador o arrendatario. Además, el vendedor/arrendador tendrá que indemnizar al comprador o inquilino por los perjuicios ocasionados por la falta de información facilitada.
INMUEBLES AFECTADOS
  • Edificios de nueva construcción (desde antes del 1 de Junio de 213).
  • Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor (desde el 1 de Junio de 2013).
  • Edificios o partes de edificios en los que la Autoridad Pública ocupe una Superficie Útil Total Superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público, distinguiéndose las siguientes formas:
a) Superficie Útil Total Superior a 500 m2 (desde el 1 de Junio de 2013).
b) Superficie Útil Total Superior a 250 m2 (desde el 9 de Julio de 2015).
c) Superficie Útil Total Superior a 250 m2 y esté en régimen de arrendamiento (desde el 31 de Diciembre de 2015).

Contacto

Tlf.: 658 129 263

 

Nuestra oferta

¿Desea conocer mejor nuestra oferta? En nuestra sección de productos y servicios obtendrá información detallada.

 en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
CONTACTO: www.iacoda.com ..................... iacodaproyectos@iacoda.com ....................... Costa del Sol: Tlf. 630 143 917 costadelsol@iacoda.com ........................ Andalucia Oriental: Tlf. 658 129 263 andaluciaoriental@iacoda.com ....